A. Crowley y la “V” de Churchill.

“Simplemente fui cerca de Satanás, y todavía no sé por qué. Pero me encontré apasionado de servir a mi nuevo maestro… no estaba contento en creer en mi diablo personal y servirlo, en el sentido ordinario del mundo. Lo quería conocer personalmente y convertirme en el principal miembro de su staff.”
The Confessions of A.C.

Churchill.jpg

Según Richard Spence en su libro Secret Agent 666, Aleister Crowley hizo funciones de espía para el gobierno británico en la Segunda Guerra Mundial. Un oficial de la Armada británica llamado Ian Fleming, conocido posteriormente por ser el autor de las novelas de James Bond, tramó varios planes con el fin de introducir desinformación a los alemanes a través de Rudolph Hess. Entre ellos se sospecha que la eventual captura de Hess se debió a la actividad de  Crowley por orden de Fleming.

John Symonds, biografo de Crowley  cita que el mago británico durante la segunda se mostró partidario de Inglaterra antes de que los norteamericanos y los rusos le declarasen la guerra al Eje. El 23 de septiembre de 1939 publicaba un poema propagandístico para los Aliados, “England, Stand Fast!”(¡Inglaterra, mantente firme!):

¡Inglaterra, mantente firme!
¡Mantente firme ante el adversario!
Ellos han dado el primer Golpe:
nosotros daremos el último.
¿Paz al precio de la libertad?
Nosotros decimos ¡NO!¡Inglaterra, mantente firme!

En el verano de 1941 publicó una larga obra en verso titulada Thumbs Up!, de la que sacó una corta tirada cuando estaba en el apartamento del 10 de Hanover Square. En ella se aporta la “marca de la Bestia”: Un pene con los testículos superpuesto a una estrella de siete puntas, debajo el número 666 y una circunferencia circunscrita a este complejo motivo lo completa. Aparte del signo, aparece la frase In hoc signo vinces (con este signo vencerás), texto adoptado de una visión de Constantino I junto a una cruz luminosa, el lábaro, con el supuesto buen augurio en su conquista del poder imperial. El 7, número  que desde tiempo inmemorial se vincula a los planetas pretende representar el súmun del proceso de transformación,  y como resultado la meta de la Gran Obra.

ihsv.png

En otra versión de Thumbs Up! aparece insertada una posdata en la fe de erratas:

15 de agosto. Ha sido anunciado para el 7 de septiembre el Cuarto Día de Oración Nacional. Confío en que la publicación del Himno de la página 9 y la Invocación mediante el signo V de Apofis y Tifón, consigan conjurar las calamidades que este postrer borborigmo del “estruendoso final” del culto caduco pueda acarrearnos.

                                                                                            666

Ayudándose con el propio cuerpo, es posible hacer signos y símbolos. Por ejemplo, el noveno signo de los referidos a los Grados de la A.-.A.-. significa que el mago, revestido de su túnica ceremonial  hace con sus brazos levantados el signo de la V, “V Tifon-EI Tridente” tal y como se comenta en su obra Magick (1913). Las restantes referencias a las divinidades egipcias se explican fácilmente, ya que Tifón, asociado a Set, es el enemigo de Osiris. Es evidente, por tanto, que “el culto caduco” es en la filosofía de Crowley el de Osiris, equivalente al del cristianismo.

Según Symmonds sería Crowley y no Víctor de Lavaleye, uno de los miembros del gobierno belga en el exilio y de quien se le aporta la autoría del símbolo, quien “inventase” la V de la victoria que se forma con los dedos índice y medio de la mano. Aunque es cierto que Lavelaye propuso que la V sustituyese a las siglas de la RAF contra la invasión nazi en el continente. Crowley afirmó haber originado el uso del signo de la “V” formada con dos dedos como un gesto mágico para contraatacar el uso alemán de la esvástica. Pasando esta idea a sus amigos en la BBC, y a la División de Inteligencia Naval Británica a través de sus conexiones en el MI5, para finalmente ganar la aprobación de Winston Churchill.

El símbolo “V” forma un triángulo invertido, un símbolo de Ra-Hoor-Khuit (deidad del Libro de la Ley como “el Niño Coronado y Conquistador”, y “el dios de Guerra y de Venganza”) y Hoor-Apep, un híbrido del dios Horus y la serpiente Apophis (Apep) como aparece en Liber Pyramidos. Debido a esta conexión simbólica, la “V de victoria” invoca al demonio-serpiente Apophis que “destruye la esvástica” (devora a Ra, el Sol) y al mismo tiempo evoca la ley del Thelema: “Haz lo que quieras”.

8_3lamen.jpg

Que el inventor de la letra V como símbolo de la victoria de los Aliados fue Aleister Crowley puede ser probado por varios detalles relevantes de su vida y hazañas. Fl primero de ellos serían las iniciales del nombre mágico que adopta al alcanzar el grado de Magisler Templi: V.V.V.V.V. Además, existe una foto suya, publicada en el frontispicio de su obra Eight lectures on Yoga en la temprana fecha de 1939, en la que aparece tocado con un turbante, y en la que puede apreciarse cómo la mano que sostiene su mandíbula forma, con sus dedos índice y medio, la V que Churchill haría popular durante la guerra.

Fuente 1 , 2, , 4, 5

Anuncios
Categorías: A.Crowley | Etiquetas: , , , , ,

Navegador de artículos

Los comentarios están cerrados.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: